2005/01/08

Fabrica tus propias agujas de tejer

[LA VERSIÓN ACTUALIZADA DE ESTE ARTÍCULO ESTÁ EN NUESTRA NUEVA WEB: IBÉRICA DE PUNTO]

[Última actualización: 18-02-2006] Me quedé atascada en la coronilla del primer gorro que tejí circularmente, porque me daba palo tener que comprar un juego de agujas de doble punta del 5 además de la aguja circular, sin saber si las volvería a usar algún día y sabiendo que las únicas que iba a encontrar en las tiendas serían de aluminio o de plástico. Entonces, pensé: "¿Por qué no me las fabrico yo? Así serán de madera y encima me saldrán más baratas." Dicho y hecho. Aquí están:



Inversión: 0,60 € y media hora de tiempo. ¿A que merece la pena? Te saldrá un poco más caro si no tienes el material de bricolaje a mano (serrucho, metro, sacapuntas, papel de lija), pero es que yo tengo una caja de herramientas que deja pasmados a los fontaneros y electricistas de paso por mi casa. Además, verás que cuando empieces querrás hacer más y más y seguro que amortizas rápidamente el material.

Detallo su fabricación paso a paso:

1) [Párrafo corregido el 19-01-2005] Comprar una varilla cilíndrica lisa de madera del diámetro deseado. En Madrid, a veces las calles no se llaman así porque sí: en la calle de la Madera, 31, en "Maderas Pérez", encontraréis varillas lisas de haya de 6 y 8 mm (las hay de 10 y 12 mm, pero no sirven porque son estriadas). Para comprar varillas más finas o más gruesas, hay que ir a "Model Reyna", calle del Desengaño, 24. Ahí tienen varillas de los siguientes diámetros: 2, 3, 4, 5, 6, 8, 10, 12 y 14 mm y de las siguientes maderas: manzonia (abusivamente llamada "nogal"), ramin y sapelly. En "Molduras Cristóbal", calle Marqués de Viana, 67, tienen varillas (bastones) de haya o de pino de 6, 8, 10, 12, 15, 20 y 25 mm (e incluso más gruesas pero nunca he oído hablar de agujas que superen los 25 mm de diámetro, que ya es mucho). Además son más baratas.
En todas las tiendas, las varillas miden 1 m de largo.

2) Serrar la varilla. Un metro da para hacer un juego de 5 agujas de doble punta (cada una de 20 cm) o un juego de 2 agujas normales (suelen medir 40 cm cada una).

3) Sacar punta a los extremos. Para según qué diámetro, sirve un sacapuntas corriente y moliente. Por ejemplo, yo afilé las agujas del 5 con el agujero pequeño y las del 8 con el gordo sin problemas. Para diámetros incompatibles con dicho artefacto, sacar punta con una navaja a la antigua usanza.

4) Lijar las agujas con papel de lija de distintas asperezas. Empezar con el más basto (220) y rematar con el más fino (400 ó 600). Poner un especial hincapié en redondear las puntas para que queden ligeramente romas y no pinchen.

5) Optativo: encerar las agujas. Si es con cera normal, sacar bien la cera para no manchar la lana. Si vives en un país donde se encuentra papel para hornear encerado (como el wax paper norteamericano), úsalo porque resulta más cómodo. Que yo sepa en España no se encuentra.

6) Si son de doble punta, ¡tachán, ya están listas! Si son de las normales, te queda un paso más: pegar o clavar unos remates en la punta no afilada.

A continuación encontrarás ideas de remates y un montón de fotos paso a paso por si algo no te ha quedado claro (pero las explicaciones están en inglés):

- rosebaby: con remates clavados
- toys are good food: agujas y remates de plastilina cocida
- quidnunc: otra con remates de plastilina cocina
- little cabbage: pintadas y rematadas con botones
- y, si aún no te aclaras, un vídeo procedente de la excelente web knittinghelp.com

¡Que te diviertas!

1 comentarios:

Blogger Pioggia escribió:

Vaya, pues parece bastante sencillo y barato. Gracias por todas las explicaciones, seguramente un dia me haran falta.

7:47 p. m.  

Nos hemos mudado a una nueva web: Ibérica de punto.
Los comentarios están cerrados. Si quieres hacer una pregunta, usa nuestro foro.

<< Página inicial